• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
BUFF 2019
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El Ayuntamiento de Salamanca amplía el equipamiento y la flota de los Bomberos con la adquisición de un nuevo vehículo autoescala y un centenar de trajes de intervención técnica.

El Ayuntamiento de Salamanca ha adquirido una nueva autoescala, carrozada sobre chasis Iveco y con autoescala Magirus, y un centenar de trajes de intervención técnica para el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos de Salamanca gracias a una inversión que, en su conjunto, supera los 855.414 euros.

La nueva autoescala adquirida por el Ayuntamiento sustituye a otro vehículo que venía operando en el Parque de Bomberos desde el año 1981. Con esta nueva incorporación, se favorece una mejor prestación del servicio viéndose ampliadas las condiciones de seguridad para el trabajo en altura, así como una mayor maniobrabilidad y manejo en las distintas operaciones. Además, esta autoescala es un vehículo más eficiente, rápido y moderno que mejor se adapta a las necesidades de respuesta de los Bomberos ante las emergencias que pudieran producirse en una ciudad como Salamanca, teniendo en cuenta las condiciones de accesibilidad, la altura de las edificaciones o la tipología de las emergencias.

Por otro lado, los Bomberos de Salamanca han estrenado los cien nuevos trajes de intervención técnica que también ha adquirido el Ayuntamiento para el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos, siendo el de Salamanca uno de los primeros servicios a nivel nacional en incorporar este tipo de equipamientos y el primero de Castilla y León.

Este traje es un equipo de intervención ligera, que será utilizado por los Bomberos de Salamanca en todas las intervenciones exceptuando aquellas, como en el caso de los incendios estructurales, que requieren de un equipamiento especial. Se trata de ropas (chaquetilla y pantalón) conformadas para garantizar la ergonomía de las prendas, -adaptadas a la normativa de la ropa para Bomberos-, dado que van a ser usadas en situaciones muy adversas, por lo que son cómodas, seguras y no limitan los movimientos del usuario.

A la vez que el cambio de ropa de intervención, también se ha incorporado al Parque de Bomberos un servicio de lavadora industrial y un armario de secado para los trajes de bomberos, que junto al sistema de descontaminación por ozono completan el ciclo de la limpieza y protección de los posibles contaminantes a los que está expuesto el personal durante las intervenciones.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn