• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Wildfire Security SL, una empresa creada por bomberos forestales valencianos, patenta el primer sistema de protección integral para salvar las vidas de aquellas personas que queden atrapadas por el fuego con su vehículo. Adaptable a todo tipo de vehículos, con diferentes formas y tamaños, es fácil y rápido de instalar.

Los grandes incendios de difícil extinción a nivel global en los últimos años han afectado a distintos continentes y países: California en EEUU, Australia, Grecia, Portugal… A nivel nacional y en la comunidad valenciana los incendios con víctimas se han sucedido regularmente. En 2005 el incendio de Guadalajara dejó 4.500 hectáreas devastadas, 600 evacuados y 11 víctimas mortales precisamente de un retén antiincendios que en sus vehículos fueron a una zona difícil del incendio.

Estos riesgos laborales de los efectivos antiincendios tanto de bomberos, agentes forestales, voluntarios, Unidades Militares de Emergencia (UME) y cuerpos de seguridad, han llevado a bomberos forestales valencianos, capitaneados por Juan Sebastiá, a estudiar el problema y patentar un sistema de protección en vehículos, SAVAIF de Wildfire Secutiry SL, que salva vidas en atrapamientos como los mencionados.

Se trata de un sistema adaptable a todo tipo de vehículos, con diferentes formas y tamaños, fácil y rápido de instalar, que proporciona protección en menos de 1 minuto. Un sistema que además protege tanto a los ocupantes del vehículo como al propio vehículo. SAVAIF no comporta mantenimiento o agua para funcionar como las técnicas actuales utilizadas.

RATIFICACIÓN DE SU FUNCIONALIDAD
El experimento realizado por WILDFIRE en colaboración con el Centro de estudios del Riesgo Tecnológico de la Universidad Politécnica de Cataluña, demuestra que “la tela funciona para proteger a las personas frente a aumento de temperatura en el interior de un vehículo.

El pasado 27 de junio en un campo agrícola de Puçol se concentraron varias unidades de Bomberos Forestales de la GV, del Consorcio de Bomberos de Valencia, de la Unidad Técnica de Análisis y varios investigadores de la Universidad Politécnica de Cataluña para realizar el experimento, con el objetivo de estudiar experimentalmente en campo la eficacia de dicha tela ante la exposición a llamas de combustible forestal. En concreto, se reprodujo en condiciones reales de utilización de la tela en estudio y se midió la temperatura máxima que se alcanzaría en el interior de un vehículo protegido con dicha tela. El comportamiento del fuego se monitorizó con cámaras de termografía infrarroja y cámaras de video y fotografía convencionales. La eficacia de la tela ignífuga se infiere a partir de datos de temperatura obtenidos con termopares ubicados en el interior y exterior del vehículo durante la progresión del fuego, así como datos obtenidos entre la tela ignífuga y el vehículo.

El estudio concluyó que, “en las condiciones de este experimento, los efectos sobre personas debido al aumento de temperatura no serían significativos en adultos en buen estado de salud que estuvieran ubicados en el interior del vehículo protegido”.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn