• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Los equipos de emergencias y seguridad ciudadana de Osuna estrenan dos nuevos vehículos de bomberos financiados por la Diputación de Sevilla.

El Parque de Bomberos de Osuna, situado en el Polígono Industrial Las Vegas, ha recibido dos nuevos vehículos especiales así como nuevo instrumental para renovar su equipo de emergencias. Uno de los nuevos vehículos que estrena el cuerpo de bomberos es el BNP o Bomba Nodriza Pesada, que se dedica a la extinción de incendios, sirviendo principalmente de bomba de impulsión de agua, equipado para cualquier tipo de intervención incluyendo una bomba electrónica, y pudiendo ser ocupado por hasta tres bomberos.

El otro camión se trata de un BRP, Bomba Rural Pesada, destinada tanto para incendios como para rescates en zonas rurales, con doble cabina que permite el transporte de un equipo de hasta seis bomberos y un equipamiento más específico para el área rural, con motosierra, camilla portátil, mochila contra-incendios, batellamas, entre otros elementos. El BNP, que está pensado para almacenar y bombear gran cantidad de agua, tiene una capacidad de hasta 7.500 litros de agua, mientras que el BRP tiene 2.700 litros de capacidad. Además, estos nuevos camiones ya integran una serie de barandas, necesarias para el sistema denominado de ‘línea de vida’ que deben tener en el parque de bomberos, por el que cualquier bombero que se encuentre trabajando en altura necesita estar enganchado y asegurado en todo momento a este sistema de barandas.

Todos los vehículos de bomberos tienen salida rápida al estar conectados a la electricidad de manera continua, lo que les permite tener siempre cargadas sus baterías y su sistema de aire. Además, la Bomba Rural Pesada tiene un sistema de protección perimetral, lo que supone que tengan aspersores por todo el vehículo, incluido en las ruedas, cumpliendo la función de crear una película de agua que protege al camión de las llamas.

Los costes de estos nuevos vehículos de emergencias los ha asumido la Diputación de Sevilla, en la partida presupuestaria que destina para el Servicio Provincial de Bomberos y ambos se suman a aquellos de los que ya se disponía como: una Auto-Escala con apertura telescópica, para rescates en altura; el FSV o Furgón de Salvamentos Varios; y el BUL, Bomba Urbana Ligera, destinado principalmente para atender los accidentes de tráfico o incendios leves localizados en pequeñas calles.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn