• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
BUFF 2019
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Entrevista con la Asociación Nacional para la Visibilidad de la Mujer en Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SER BOMBERA) que nace con unos objetivos claros, a nivel legislativo, de investigación,…y como altavoz de denuncia de aquellas situaciones que supongan desigualdad o discriminación. Desde la asociación desean hacer de los servicios de extinción un lugar profesional donde todos, hombres y mujeres trabajen armoniosamente.

La asociación nacional para la visibilidad de la mujer en los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento “Ser bombera” es un espacio dedicado a las mujeres, sean cuales sean sus funciones en dichos servicios.  Hoy por hoy, la junta directiva la componen seis mujeres: Laura Rodríguez, Jefa del Servicio Territorial de Extinción de Incendios de Écija y Mando del Sistema de bomberos de la provincia de Sevilla, Nieves Sánchez Guitián, ex Directora de la Escuela Nacional de Protección Civil, Inmaculada González, bombera del Consorcio de Córdoba, Marta Oteiza, bombera del Ayuntamiento de Vitoria, Míriam Majarón, abogada especialista en Derecho Laboral y ex juez suplente, e Inés Suárez, bombera forestal de Madrid. Desde SERVICIOS DE EMERGENCIA hemos hablamos con la Junta directiva para conocer en profundidad la situación actual del sector y los objetivos que se persiguen desde asociación.

¿Qué objetivos perseguís?
Trabajaremos en varias vertientes:

1. Mostraremos cuales son las barreras a las que hoy por hoy se enfrentan las mujeres para poder desarrollar su vocación y qué problemáticas se pueden plantear en el desarrollo de su carrera profesional.
2. Seguiremos el trabajo de investigación a nivel nacional e internacional para poder entender la evolución de la mujer en los servicios de extinción en España y en otras partes del mundo y así poder elaborar un proyecto integrativo.
3. Seremos el altavoz de denuncia de aquellas situaciones que supongan desigualdad o discriminación.
4. Promocionaremos el desarrollo legislativo para una efectiva igualdad de género en el acceso al servicio, incluido su cumplimiento.
5. Daremos asistencia a mujeres que se encuentren con barreras institucionales y crearemos una red de apoyo a opositoras.
6. Colaboraremos y asesoremos a entidades públicas y privadas para que se cumpla la participación real y efectiva de las mujeres en los servicios de extinción.

Como el objetivo de la asociación es promover la participación de las mujeres en los servicios de extinción y el acceso igualitario, cualquier persona, tanto dentro como fuera del ámbito de la extinción, puede asociarse. Queremos hacer de los servicios de extinción un lugar profesional donde todos, hombres y mujeres trabajen armoniosamente.

¿Cuál es actualmente el número de bomberas profesionales en España?
Hasta la actualidad era un número desconocido. Después de meses de búsqueda, en 133 servicios contabilizamos 168 mujeres a finales del año 2017, de un total aproximadamente de unos 20.041 efectivos, esto es, el 0,83% del total (cargo de oficial y escala operativa) y solo un 0,46% cuando se tienen en cuenta únicamente las mujeres de la escala operativa (bombera o bombera conductora).

Mientras persista el total desconocimiento que tienen nuestras instituciones sobre el número de mujeres  que realizan sus funciones en los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento, la asociación “Ser Bombera” se encargará de realizar dichas estadísticas, hasta que se ponga en funcionamiento una comisión de igualdad que tenga como objetivo  un conocimiento actualizado de su situación y  que se realicen informes sobre el impacto de género  y que velen por la igualdad de oportunidades.

¿Qué trabas encuentran las mujeres para el acceso a la función pública?
La traba más importante es el modelo de selección y dentro del modelo encontramos las pruebas físicas, que no están objetivamente adecuadas al puesto a desempeñar.

En la actualidad las pruebas se adecúan al sexo de las personas que se presentan sin tener en cuenta el tipo de trabajo que van a realizar después. Las marcas exigidas son totalmente desorbitadas. Es necesario realizar una valoración de los puestos, por parte de personal técnico en la materia, que sea capaz de determinar qué índices de salud y qué pruebas de aptitud psicofísica se ajustan mejor al tipo de funciones a desarrollar en el puesto. Es decir: determinar objetivamente qué aptitudes psicofísicas se necesitan y diseñar unas pruebas objetivas que garanticen que se poseen, independientemente del sexo del aspirante. De esa forma, como sucede en la mayoría de los países donde existe participación femenina, se abre el acceso tanto a hombres como a mujeres. También estaremos evitando multitud de lesiones que arrastran los opositores y que durante los años de servicio tienen muchas posibilidades de intensificarse o cronificar por esa tendencia a seguir exigiendo pruebas similares a la hora de ascender. No es necesario recurrir a la fuerza bruta para resolver emergencias, y tampoco se puede ni se debe trabajar en solitario, se necesitan “equipos de bomberos” y, en esos equipos de intervención, las mujeres tienen las mismas aptitudes que los hombres.

Otro de los motivos de la escasa presencia femenina es la persistencia de estereotipos anticuados. Muchos profesionales demandan derribar estos estereotipos porque no se identifican con la imagen de “cuerpo de calendario”. Socialmente se identifica a los bomberos con superhombres.

¿Cuál es la situación en otros países?
Por ejemplo, San Francisco es una de las ciudades con más diversidad del mundo y eso incluye a los servicios de bomberos. Durante 10 años, en el Departamento de Bomberos se implantó una cuota, mediante decreto, para que se reclutaran al menos el 10% de mujeres, además, la mitad de estas mujeres tenían que ser de color. Actualmente, la cifra ha ascendido al 16%. Y, sin irnos tan lejos, en Londres, a día de hoy, ejercen sus funciones 328 bomberas (el 8% del total), comparando esta cifra con el Ayuntamiento de Madrid, las mujeres representan sólo el 0,1% ¿Cómo es posible que en la capital trabajen solo 2 bomberas?

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn