• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Scania y el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid han firmado la renovación del convenio que hará posible que el Bosque Scania siga creciendo. Es un proyecto que está alcanzando una dimensión global. Otros mercados de Scania, como Chile, Brasil y próximamente Reino Unido, ya han comenzado a desarrollar iniciativas parecidas.

Scania Ibérica lanzó el proyecto "Un Scania, un árbol" por el que se comprometía a plantar y cuidar un árbol por cada camión y autobús que vendiera en España y Portugal. El objetivo era crear un espacio verde público en el Parque Regional del Sureste en Rivas-Vaciamadrid. Hoy en día y con cinco años de vida, el Bosque Scania es un gran parque con más de 19.000 árboles que cualquiera puede visitar y disfrutar.

Para que este espacio verde siga creciendo, Scania y el Ayuntamiento de Rivas han renovado el convenio que lo hace posible hasta 2023. Este bosque irá poblándose cada año con el mismo número de árboles que vehículos venda Scania en Portugal y España, siguiendo las directrices de los técnicos medioambientales del ayuntamiento ripense. La previsión es plantar 25.000 árboles más. La firma de este acuerdo se ha realizado el pasado 23 de abril entre el alcalde de Rivas-Vaciamadrid, Pedro del Cura, y el director general de Scania Ibérica, Sebastián Figueroa.

“Estamos muy orgullosos de la dimensión que ya tiene el Bosque Scania y de la implicación del sector con este proyecto. Son muchos los clientes que nos han hecho llegar su satisfacción de que se plante un árbol para cada vehículo que han adquirido. De hecho, se preocupan mucho porque les llegue el certificado acreditativo que les enviamos e incluso lo exponen en sus instalaciones. Por no decir que en muchas ocasiones son los clientes de nuestros clientes quienes “reclaman” esta acción. Por ejemplo, la EMT de Madrid quiso venir al Bosque Scania en la plantación de los árboles en su nombre.

Además, es un proyecto que está alcanzando una dimensión global. Otros mercados de Scania, como Chile, Brasil y próximamente Reino Unido, ya han comenzado a desarrollar iniciativas parecidas.

Sin duda, este proyecto es una muestra de que en Scania estamos liderando el cambio hacia el transporte sostenible y de que estamos 100% comprometidos con el medio ambiente. No nos conformamos con desarrollar vehículos y motores lo más eficientes posibles; somos conscientes de que tenemos que impulsar proactivamente este tipo de acciones”, comenta Sebastián Figueroa.

Este proyecto, que comenzó en el año 2013, pretende reducir el impacto ambiental producido por la actividad del transporte (de mercancías o personas). Los más de 19.000 árboles plantados ahorran a la atmósfera más de 21.500 toneladas de CO2.  Esta acción se une al resto de iniciativas en materia de sostenibilidad al igual que el desarrollo de motores cada vez más eficientes y la amplia gama de vehículos propulsados por combustibles alternativos.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn