• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Presentado el “Manual de Búsqueda y Salvamento Terrestre”, primer manual en castellano de búsqueda de personas desaparecidas basado en una metodología internacional. El libro se puede descargar de manera gratuita desde el servidor web de Gobierno de Navarra.

El Gobierno de Navarra y la Asociación Sosdesaparecidos han presentado en Madrid el primer manual en castellano de búsqueda de personas desaparecidas que aplica una metodología internacional, utilizada en países como EE.UU, Canadá, Australia, Reino Unido o Suiza. Además, está basado en estándares mundiales de planificación y gestión de búsqueda y salvamento terrestre.

La obra ha sido presentada por Javier Bayona, director del Servicio de Bomberos, y por los coautores José Vicente Romero Ballestero, bombero en el parque de Auritz / Burguete y cooordinador de búsquedas en zonas rurales, y Manuel Jabalera, técnico de emergencias de Andalucía. También han estado presentes el presidente de la Asociación Sosdesaparecidos, Joaquín Amills, y el director del Centro Nacional de Desaparecidos, Jaime Cereceda.

El manual ha sido editado por el Gobierno de Navarra, a iniciativa de la Asociación Sosdesaparecidos, y tanto los autores como los colaboradores han participado de manera desinteresada. Entre las 20 personas destacan Robert J. Koester y Kenneth Hill, autores de varios libros y artículos relacionados con la búsqueda y salvamento terrestre.

Surge de la continua demanda, expresada por las diferentes asociaciones, organizaciones y fundaciones dedicadas a la temática de la desaparición de personas y con el objetivo de disponer de una metodología, unos protocolos y un sistema de gestión común a nivel estatal.

Contenido del manual
Uno de los principales objetivos del manual es aprender a determinar correctamente un área de búsqueda. Una vez determinada el área, la búsqueda se concreta en varias fases. En una primera fase, "fase de respuesta inicial", la información se complementa con datos estadísticos para precisar las zonas donde existen más probabilidades de encontrar a la persona desaparecida.

Posteriormente, durante la segunda fase, "fase de búsqueda planificada", se establece un mapa de probabilidad dividiendo la zona en regiones y/o segmentos en la que se combinan estrategias de búsqueda eficientes, minuciosas y de evidencias, el análisis del terreno, los puntos de decisión, el análisis de escenarios, los métodos de determinación de la probabilidad de área, la estimación de la probabilidad de detección o el cálculo de la probabilidad de éxito.

Otros de los aspectos que se han abordado han sido un estudio del sentido de la orientación, la clasificación por categorías de las personas desaparecidas o la utilización de nuevas tecnologías, como GPS, los SIG (Sistemas de Información Geográfica) o los RPAS (drones). Finalmente, se adjuntan documentos clave para la gestión de la búsqueda utilizados a nivel internacional.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn