• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha avanzado hoy que la Comunidad de Madrid va a reforzar este año el Plan de Inclemencias Invernales con más recursos materiales y humanos. En concreto 129 profesionales, un centenar de voluntarios y 24 vehículos más que el año pasado.

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha el Plan de Inclemencias Invernales 2018-2019, activado el pasado 1 de noviembre y que permanecerá activo hasta el 30 de abril para hacer frente a cualquier situación de emergencia provocada por nevadas o bajas temperaturas, así como garantizar el tráfico en los 2.573 kilómetros de carreteras de titularidad autonómica.

Se trata de un dispositivo coordinado por la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 e integrado por 2.087 profesionales (bomberos, agentes forestales, personal del 112 y de Carreteras), más de 3.000 voluntarios de las 94 agrupaciones de Protección Civil de la región y del equipo de Respuesta Inmediata de Cruz Roja, así como cerca de 600 vehículos terrestres y dos helicópteros, uno de ellos dotado con una innovadora cámara con doble sensor térmico y de infrarrojos que permite localizar personas extraviadas o accidentadas en la nieve. El Plan regional ante Inclemencias Invernales contempla la intervención de la Guardia Civil y del SUMMA112, así como de los ayuntamientos y, en caso necesario porque alguna población quedara aislada, de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

My112 y recomendaciones
A través de la aplicación My112 se puede realizar, en sólo 10 segundos, el envío masivo de avisos o alertas a todos los teléfonos móviles que se encuentren en la zona donde se prevea riesgo o emergencia. En caso de nevadas o temperaturas especialmente bajas, se recomienda a los ciudadanos, sobre todo a los que residen en zonas especialmente frías o aisladas, que dispongan de medios alternativos de calefacción, reservas de comida, linternas, pilas y velas. Los enfermos crónicos o personas mayores deberán contar, además, con todos los medicamentos que puedan llegar a necesitar durante varios días.

Para los desplazamientos se aconseja el uso del transporte público e informarse previamente del estado de las carreteras y las previsiones meteorológicas. En caso de que sea necesario utilizar el vehículo propio, hay que revisar los niveles de anticongelante y el estado de las ruedas; llenar el depósito; llevar el teléfono móvil con batería y un cargador; llevar cadenas, mantas y ropa de abrigo, así como algo de comer y agua. Una vez en carretera, los consejos pasan por llevar una velocidad moderada, mantener la distancia de seguridad y seguir siempre las indicaciones de las autoridades.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn