• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La UNE 23500 garantiza que el agua llega en condiciones correctas de caudal y presión a los distintos sistemas y equipos y, por tanto, una adecuada respuesta en caso de incendio.

La Asociación Española de Normalización, UNE, acaba de publicar la nueva versión de la norma UNE 23500 sobre “Sistemas de abastecimiento de agua contra incendios”, la cual anula su anterior versión de 2012. El objetivo de esta norma es garantizar que el agua llega en condiciones de caudal y presión a los distintos sistemas y equipos y, por tanto, que la respuesta de estos en caso de incendio es adecuada.

El uso del agua como agente extintor de sistemas fijos de extinción contra incendios está ampliamente extendido a través del uso de rociadores, hidrantes, agua nebulizada, agua pulverizada, bocas de incendio equipadas y otra serie de sistemas.

Estos sistemas se diseñan, instalan y mantienen según el RD 513/2017, que regula el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios. Éste se apoya en gran parte en las normas UNE que elabora el Comité Técnico de Normalización (CTN) 23 sobre Seguridad contra incendios, cuya Secretaría desempeña TECNIFUEGO. En concreto, este reglamento hace referencia a más de 140 normas UNE. Y es que cada vez más normas técnicas apoyan a las Administraciones Públicas en el despliegue eficaz de las políticas públicas. De hecho, el 12% de las normas del catálogo español (compuesto por más de 32.000 estándares) están citadas en la legislación nacional.

Mejoras
Con la experiencia en la aplicación de la versión anterior de dicha norma por parte de fabricantes de equipos, proyectistas, instaladores, mantenedores y usuarios reunidos en los órganos de trabajo del CTN 23, se ha mejorado esta referencia normativa en varios aspectos. Por ejemplo, en la definición y selección de abastecimiento o en una mejor descripción de las fuentes de agua.

Así, entre otras mejoras, se ha cambiado el criterio para avisos y alarmas que ahora se ajusta a lo establecido en la norma UNE-EN 12845:2014; el dimensionado de tuberías de red general para garantizar condiciones de presión en los escenarios más desfavorables; o las posibles ubicaciones de los equipos de bombeo teniendo en cuenta las posibilidades reales de los proyectos.

Esta nueva revisión presenta una mejor definición y descripción de los aspectos técnicos a considerar para el diseño de los sistemas de abastecimiento de agua contra incendios, apoyándose en múltiples gráficos y garantizando la coherencia técnica con otras normas de aplicación dentro del catálogo de normas de UNE.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn