• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Se trata del Plan de formación en Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP) a la población y la labor de la Enfermería de Coordinación, donde prestan asistencia sanitaria a todos aquellos pacientes, o a sus cuidadores que precisen ayuda para resolver sus dudas relacionadas con la salud.

El SUMMA 112 ha sido galardonado con el Premio “Supercuidadores” en la categoría de “Administraciones e instituciones públicas” por dos programas enfocados a fortalecer la figura del cuidador familiar: el Plan de formación en Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP) a la población y la labor de la Enfermería de Coordinación, donde prestan asistencia sanitaria a todos aquellos pacientes, o a sus cuidadores que precisen ayuda para resolver sus dudas relacionadas con la salud.

El plan de formación en Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP) a la población está destinado a capacitar al ciudadano, fundamentalmente de ámbitos como el educativo o el de los cuerpos de seguridad, como primer interviniente en el caso de una parada cardiorrespiratoria, en el marco del proyecto regional “Madrid, Comunidad Cardioprotegida”.

Por otro lado, también se reconoce la labor de la Enfermería de Coordinación, de la que son responsables una veintena de enfermeros y enfermeras desde el Centro Coordinador del SUMMA, donde prestan asistencia sanitaria a todos aquellos pacientes, o a sus cuidadores, que precisen ayuda para resolver sus dudas relacionadas con la salud, fundamentalmente las referidas a la instalación y manejo de dispositivos y aparatos sanitarios como sondas, curas, inyectables u oxigenoterapia, por ejemplo.

El Premio “Supercuidadores” lo otorga una entidad homónima, impulsada por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) y consagrada a la formación sociosanitaria. El gerente del SUMMA 112, Pablo Busca, y el director de Enfermería, José Luis Pérez Olmo, recogió el galardón en un acto de entrega de premios que se celebró en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y que contó con la presencia del viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Fernando Prados, y de la Secretaria de Estado de Servicios Sociales, María Pilar Díaz López.

Estos Premios están destinados a reconocer la labor de cuidadores familiares y profesionales, así como de organizaciones, empresas y administraciones que desarrollen actuaciones encaminadas a reforzar esta figura.

Pablo Busca destaca su “satisfacción” por qué se reconozca el esfuerzo en la “humanización” en la asistencia al paciente que están realizando los trabajadores del SUMMA 112, servicio que se ocupa de la atención sanitaria a las urgencias, emergencias, catástrofes y situaciones especiales en la Comunidad de Madrid y es referente en la coordinación funcional en los distintos niveles asistenciales.

Programas premiados
La Mesa de Enfermería de Coordinación presta atención telefónica a través del 112 las 24 horas del día, los 365 días del año, desde el Centro Coordinador del SUMMA 112, y da respuesta a las dudas urgentes que puedan tener un paciente o cuidador. Por ejemplo, al inicio de una terapia o del uso de dispositivos sanitarios como puedan ser sondas vesicales, sondas nasogástricas, vías intravenosas, etc. “Ante un signo de alarma que precise una consulta inmediata, los madrileños deben saber que cuentan con un profesional de la enfermería que le va a dar las instrucciones y herramientas necesarias para resolver sus dudas y actuar en consecuencia. Así, cualquier paciente o cuidador que precise apoyo o asistencia relacionada con los cuidados complejos del paciente crónico será atendido por la Mesa de Enfermería del SUMMA 112 todos los días de año, las 24 horas del día”, explica Pérez Olmo. La Mesa de Enfermería lleva en funcionamiento desde 2005.

Por su parte, la formación en RCP (Reanimación Cardiopulmonar), el otro programa premiado, forma parte de la estrategia basada en intentar integrar al personal no sanitario, a la población en general, en la “cadena de supervivencia”. La posibilidad de supervivencia cuando se produce una parada cardiorrespiratoria está muy vinculada a la atención que el paciente reciba en los primeros minutos. “La formación es de vital importancia para toda la población en general, pero especialmente en el caso de aquellos profesionales que, por sus tareas o acceso a diferentes situaciones, como es el caso de los profesores o de los Cuerpos de Seguridad, pueden convertirse en los primeros cuidadores, en los encargados de prestar la primera asistencia mientras que llegan los servicios de emergencia”, incide Busca. El SUMMA 112 ha realizado más de un centenar de talleres esta legislatura con esta finalidad.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn