• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Entrevista Unidad DEPAS del SAMUR-Protección civil. SERVICIOS DE EMERGENCIAS ha tenido la oportunidad de acudir a las instalaciones SAMUR-Protección civil y de la mano del jefe de unidad de servicios programados y procedimientos especiales, Juan José Giménez Mediavilla, y de Maria del Carmen Castillo Ruiz, jefa de la unidad DEPAS, conocer en profundidad la unidad.

La Unidad de Gestión de DEPA (Dispositivo Especial Preventivos Actos antisociales) del SAMUR-PROTECCIÓN CIVIL da cobertura de servicios en los que hay riesgo para las personas o bienes motivados por altercados públicos. Son los encargados de actuar en caso de manifestaciones, partidos de futbol de alto riesgo, desalojos, tumultos y en todos aquellos actos que, por su complejidad, necesiten medidas especiales de actuación. SERVICIOS DE EMERGENCIAS ha tenido la oportunidad de acudir a las instalaciones que SAMUR-PROTECCIÓN CIVIL tiene en la Casa de Campo de Madrid y de la mano del Jefe de Unidad de Servicios Programados y Procedimientos especiales, Juan José Giménez Mediavilla y de Maria del Carmen Castillo Ruiz, Jefa de la Unidad DEPAS, conocer las claves, procedimientos y equipamientos especiales de esta Unidad, que cumplió en 2017, 10 años al servicio de los madrileños.

¿Cuántas personas conforman esta unidad?
La unidad actualmente está formada por 113 personas. Todos ellos voluntarios. Por un lado 47 funcionarios, y el resto voluntarios de manera pura. Se trata de una unidad que se renueva periódicamente a través de varios reciclajes cada semestre. La unidad realiza un curso al año de nuevo ingreso, donde se oferta alrededor de 30 plazas. Al tratarse de pocas plazas existe lista de espera, hay muchas personas que quieren entrar a formar parte de DEPAS, pero todo el mundo no está preparado, hay que tener fortaleza psicológica y física, es muy importante.

 ¿Qué funciones llevan a cabo que les hace diferentes de otras unidades del SAMUR-PC? ¿En qué situaciones principalmente se hace necesario la intervención de la unidad?
Somos los encargados de actuar en caso de manifestaciones, partidos de futbol de alto riesgo, desalojos, tumultos y en todos aquellos actos que, por su complejidad, necesiten medidas especiales de actuación. También en celebraciones de fútbol más puntuales como las de Cibeles o Neptuno. Estas son las llamadas ‘intervenciones de orden público’. Del mismo modo, estamos preparados para intervenir en atentados terroristas, en las que llamamos ‘intervenciones tácticas’.

¿Cómo es el proceso de activación de la unidad? ¿Cómo se prepara la intervención?
La unidad DEPAS se prepara con antelación para los diferentes eventos que tiene programados cubrir. Se hace un estudio y una planificación de la intervención dependiendo del carácter de la misma. En esa planificación se trabaja de la mano de los delegados de gobierno, jefes de seguridad de clubes, personal de la organización…dependiendo del caso. Y siempre de la mano de los cuerpos policiales.

También hay que tener en cuenta las actuaciones sobrevenidas, las que no se pueden planificar. El proceso de activación de una intervención sobrevenida no suele superar los 20-25 minutos, y es que aunque siempre hay un vehículo montado de guardia, de momento no existe personal de guardia permanente, lo que hace que el tiempo aumente.

Al año la unidad suele intervenir en una media de 80 ocasiones. De ellas sólo 3 o 4 son de carácter muy importante. Este año, con los sucesos de Lavapiés, estas intervenciones más difíciles registraran un aumento.

¿Con qué equipamiento especial cuentan?
Por un lado contamos con el equipamiento de intervenciones de Orden Público, que se compone del traje de intervención básico de SAMUR-PC, uniformidad visible a través de equipos reflectantes, un chaleco antidisturbios y un caso antidisturbios. Por otro lado, en el caso de las intervenciones tácticas, las más peligrosas y complejas, contamos con uniformidad invisible, de tono oscuro, similar a la de la Policía antidisturbios, que son el chaleco antibalas y el casco antibalas. Se trata de un equipo muy pesado y que hace más difícil la intervención, por ello, de manera habitual entrenamos con este equipo en las formaciones, para estar habituados a su peso, dimensiones y restricciones a la hora de realizar una intervención con él.

Y respecto a los vehículos, ¿utilizan algún tipo de vehículo especial?
Si, contamos con cinco vehículos especiales. Uno de ellos está siempre de guardia y hay otros cuatro más disponibles. En el caso de esta unidad los vehículos utilizados son vehículos de transporte colectivo, no ambulancias, y se trata de vehículos propios, no están en renting. Actualmente el concurso lo ganó Tecnova y los vehículos están carrozados sobre chasis Mercedes-Benz Sprinter 4x4 sobreelevado. A diferencia de otras unidades del SAMUR-PC, que utilizan ambulancias, nuestros vehículos son utilizados como primera intervención para evacuar a los heridos de la zona de peligro. No son vehículos puramente asistenciales como puede ser una ambulancia con su camilla, equipamiento especial, etc. Nosotros contamos sólo con el equipamiento básico necesario para una primera asistencia al herido, luego son los sanitarios, ya fuera de la zona de peligro, los que realizan la asistencia sanitaria más completa.

¿Cómo se coordinan con los antidisturbios de la Policía, o en general con este cuerpo?
‘La Poli manda’, nosotros trabajamos junto a ellos y vamos cumpliendo los procedimientos que nos van marcando. De esta manera nos aseguramos que la intervención se realice de manera segura. Se produce una coreografía, si ellos salen de los vehículos nosotros salimos, si ellos se ponen los chalecos y los cascos, nosotros también lo hacemos. Se trata de replicar el proceso de activación que ellos van realizando, preparándonos para su intervención, y para la nuestra. Para tener una mejor compenetración con este cuerpo realizamos dos veces a la semana formación junto a ellos.

¿Qué formación específica hay que tener para poder trabajar en esta unidad?
La formación se imparte al entrar en la unidad, se hace un curso al año, y luego hay un reciclaje por trimestre. Se trata de una formación que en muchas ocasiones se parece a la que reciben los Policías y los Militares. Pero en nuestro caso todo gira bajo el principio de ‘apoyo sanitario para sacar a los heridos de la zona caliente lo antes posible’.

Aunque no se requiere una formación específica para entrar sí que es necesario tener un perfil concreto, no se trata de un voluntario más, tiene que ser un voluntario especializado, va más allá.

¿Qué evolución ha tenido la unidad durante estos 10 años de historia? ¿Cómo fue ese comienzo de la unidad?
La unidad del DEPAS de SAMUR-PC realizó su primera intervención el 31 de julio de 2007. La unidad comenzó con tan sólo 5 personas. Al principio no nos conocían, les resultaba extraño que personal sanitario pudiera acceder a zonas donde existía riesgo, la gente no entendía muy bien que ocurría. Poco a poco nos hemos dado a conocer y hemos conseguido tener una relación muy buena e importante con la Policía. Y así, la unidad ha seguido creciendo, hemos conseguido tener un mejor equipamiento, y en general, mejores recursos. Ahora estamos luchando por conseguir que de manera permanente haya dos personas de guardia en exclusiva para la unidad DEPAS. Ya que, por el momento, las personas que forman la unidad se encuentran ejerciendo su trabajo diario, y sólo en el caso de que sea necesario la intervención del DEPAS acuden. Aunque se trata de un procedimiento bastante rápido de activación, vemos necesario contar con personal de guardia permanente aquí en la sede.

Además con el paso de los años, y con el aprendizaje de las intervenciones, hemos ido creando protocolos de intervención y mejorando la organización de la Unidad. De ese aprendizaje se ha derivado por ejemplo la figura de los ‘clasificadores’, personas de la unidad que son los primeros en entrar al conflicto y que se encargan de clasificar a los heridos, dependiendo de la gravedad se les coloca una o dos pulseras identificadoras. De esta manera conseguimos realizar una mejor intervención, evacuando a los heridos más graves primero e identificando fácilmente la posición de los mismos.

Y ya, con 10 años a las espaldas, nos sentimos muy valorados, tanto por los cuerpos de seguridad como por la ciudadanía. Nuestras intervenciones durante estos años han demostrado la importancia de la unidad y han hecho ver que estamos dispuestos a intervenir en cualquier situación y ayudar a cualquier persona en cualquier momento, independientemente del riesgo que corramos.

¿Existen estas unidades en otros servicios de emergencias sanitarias de España?
Solamente existe otra unidad de este estilo en Barcelona, los ORCA del SEM, pero ellos están más enfocados a actos terroristas y nosotros más a orden público, pero nos retroalimentamos y aprendemos unos de otros, intercambiamos conocimientos de manera continua. Ellos envían personas a formarse aquí y nosotros hacemos lo mismo, y enviamos a integrantes del equipo a que aprendan allí. Hay muy buena relación con ellos, y eso es muy importante. Hay que concienciar de la importancia de unidades de este tipo en España, y que poco a poco más servicios sanitarios cuenten con ellas.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn